19 de abril de 2011

Croquetas de espinacas y parmesano

Últimamente los médicos me están volviendo un poco loca, que no comas gluten, que ahora lo comas, que no tomes lactosa... y en esas estamos haciendo de conejillo de indías probando un medicamente u otro, volviéndome tarumba, el caso es que todo eso hace que mi cocina esté en horas bajas, comidas sencillitas, mucha plancha, verdurita, sopitas y pescado, poco más.
Hoy os presento unas croquetas de esas de aprovechamiento, me sobraron unas espinacas y decidí hacer unas croquetas con ellas añadiéndole parmensano en polvo, el resultado... mmmmm delicioso!!!! probé solo estas dos pero tengo algunas poquitas más en el congelador ya empanaditas listas para freir en un buen AOVE. Espero que os guste.

Ingredientes:

Harina
Leche (podemos usarla sin lactosa)
Espinacas
Parmesano en polvo
Sal
Aceite
Huevo
Pan rallado


Elaboración:

En un sartén ponemos una cucharada de aceite de oliva  a calentar y añadimos dos cucharadas soperas de harina, vamos rehogando sin que se queme y añadiendo leche poco a poco sin dejar de remover para evitar que aparezcan grumos, echaremos tanta leche como nos pida la bechamel, tened en cuenta que tenemos que procurar hacer una bechamel bastante espesa pues el relleno es blandito. Cuando esté preparada ya la bechamel añadimos la sal y mezclamos. Reservamos.

Previamente habremos cocido las espinacas con un poquitín de sal, durante unos 5 minutos en una olla rápida. Dejamos escurrir durante un buen rato para evitar que lleven agua a la bechamel.
Mezclamos la bechamel con las espinacas  y cubrimos con queso parmesano, damos unas vueltas integrando todo bien.



Dejamos enfriar unas horas.

Con la masa fría vamos formando las croquetas, pasamos por pan rallado, huevo y pan rallado de nuevo. Freimos en aceite de oliva bien caliente para crear una buena costra. En un plato colocamos papel de cocina para que escurra el sobrante de aceite. 



A comer!

13 comentarios:

  1. Vaya pinta que tienen esas croquetas. Tienen que estar deliciosas!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me chiflan las croquetas de espinacas, normalmente las como con pasas y piñones pero con parmesano tienen que estar deliciosas.
    Espero que prontito dejen de volverte loca.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  3. que delicia yo estoy pendiente de hacer unas de espinacas y algo mas ya te contare besos wapa

    ResponderEliminar
  4. Que croquetas más buenas y que cremosas se vén! Me apunto la receta!

    ResponderEliminar
  5. que buenas,a mi me gustan mucho,pero si las pongo en casa...ya me empiezan;y eso verde?
    q me entran ganas de decirles....el guantazo que os doy yo,os va a poner verdes..ainssss

    ResponderEliminar
  6. Qué pinta más ricas que tienen y qué buena forma de comer espinacas!

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todas, a mí me gusta mucho la verdura y las croquetas así que pienso que esta es una combinación perfecta. Y por supuesto con ese aroma a queso... de muerte. Espe diles a tus chicos que no saben lo que se pierden! a mí antes me decían que el verde para las vacas y los conejos y poco a poco...

    ResponderEliminar
  8. Gracias por pasarte y participar en el sorteo, a ver si hay suerte!!
    Me apunto esta receta... creo que caerá hoy mismo, me han gustado mucho!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Sara, muchas gracias por tu comentario animandome en momentos bajos.
    Decirte que mi padre ya esta casa y todo paso.

    Estas croquetas están muy cremosas... apetecibles.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Qué rico. Ummm!! Habrá que probarlas ;)
    Un abrazo
    http://hierbabuenaypimienta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Holaaaa, ummmmmm, me encantan las croquetas y esta es una muy buena opción!! te han quedado de lujo!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  12. Guauuu que ricas !!! Soy el monstruo de las croquetas, así que me llevo tu receta

    Besos

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar