11 de marzo de 2012

Quiche Lorraine Sin Lactosa

Aprovechando que voy a estar unos días en casa y con bastante tiempo por delante voy a aprovechar para ir publicando las últimas recetas que tengo en el tintero. Además tengo pendiente una colaboración de mi hermana con un bizcocho nuevo que tiene una pinta... tremenda! y ya de paso aprovecho esta entrada para felicitarla por su cumpleaños, que es hoy, 11M, hermanita muchas muchas felicidades espero que los 3X te traigan todo aquello que anhelas, lo mereces.

La receta de hoy es archiconocida, no es de esas recetas que en mi casa se hagan mucho pues tiene infinitas calorías además de resultar algo empalagosa, pero de año en año a veces apetece tomar un trocito de esta cremosa tarta salada.

Para empezar necesitaremos:

1 lámina de masa quebrada (uso de mercadona, la congelada, vienen dos bases utilicé una)
200gr de bacon en trocitos ahumado
200gr nata sin lactosa (solo he encontrado la de kaiku)
1/2 cebolla
Pimienta molida
2 lonchas de queso tierno sin lactosa
3 huevos
Sal

La elaboración se divide en dos pasos:

1. La masa: una vez descongelada y estirada la colocamos en el recipiente que vayamos a utilizar, en mi caso al ser cuadrada he utilizado un molde de silicona de cake bastante alto, cosa poco recomendable, es mejor que sea bajito.
Colocada la masa en el molde y precalentado el horno 10 minutos a 180º, ponemos papel de aluminio sobre la masa y encima del papel de aluminio garbanzos o alubias para evitar que la masa suba, también puntearemos con un tenedor la masa, ¡¡no queremos que suba!! Horneamos durante unos 10-15 minutos (depende del horno), calor arriba+abajo, 180º.Una vez que vemos los bordes dorados quitamos el papel y los garbanzos y pincelamos con un poco de huevo para que coja un color más bonito, 5 minutos más de horno a 180º y lista la masa.

2. El relleno: mientras se hace la masa en horno podemos ir preparando el relleno. En una sartén echamos la cebolla muy cortadita y el bacon (no necesitamos aceite) y pochamos a fuego medio durante un buen rato unos 15 minutos o así hasta que este todo muy pochadito. Escurrimos en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de grasa.
En un bol mezclamos los huevos con la nata, especiamos y salamos. Incorporamos  el bacon y la cebollla.
Con la masa ya hecha rellenamos con la mezcla anterior y echamos por encima pequeños trocitos del queso sin lactosa. Horneamos durante 25 minutos a 200º.

Dejamos enfriar y tomamos, aún un poco templado está cremoso y delicioso. Es un plato perfecto para tenerlo preparado cuanto tienes invitados en casa.

Hasta la próxima!!

11 comentarios:

  1. Que rico, madre mía hace una eternidad que no hago Quiche, por lo de los kilitos.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sipos... sí engorda una burrada pero un trocito de año en año... tampoco pasa nada no??? gracias por pasarte! besitos

      Eliminar
  2. Que rico , te ha quedado muy bueno por lo que se puede ver.Saludos guapetona.

    ResponderEliminar
  3. La guardo ya mismo, qué tentación me dio!!! me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te guardo una cachito Ludmila ;) gracias por pasar

      Eliminar
  4. Qué rico....te quedó estupendo! un besico

    ResponderEliminar
  5. Pero qué buena pinta tiene esta quiche! te ha quedado fantástica!! :)
    Un beso y feliz finde!

    ResponderEliminar
  6. Pues el molde no será el mejor pero el resultado lo es. Si está rica, que más da la forma, en el estómago se junta todo. Felicidades a tu hermana!!!!

    ResponderEliminar